Cetelem

[S] Saltar la navegación
Cetelem: Observador 2008

Según el estudio “El Observador Cetelem 2008” sobre percepciones económicas y estado de ánimo general
Los consumidores mantienen el optimismo a pesar de la subida de precios y tipos de interés

  • Los europeos puntúan casi con aprobado (4,9 sobre 10)  la situación actual de sus países; en España 5,5
  • El consumo en España se moderará y aumentará la intención de ahorro (23%)
  • La intención de compra de vivienda en España cae 7 puntos respecto al año anterior

Madrid, 28 de enero de 2008.- Cetelem, banco experto en crédito, perteneciente al Grupo BNP Paribas, ha presentado hoy el estudio El Observador Cetelem 2008. En este informe, la compañía analiza las percepciones económicas, el estado de ánimo general de los europeos y su comportamiento ante el consumo durante el último año y la previsión e intención de compra para 2008.

El análisis europeo de El Observador Cetelem se publica desde 2002 basado en 10.000 encuestas anónimas realizadas simultáneamente en trece países europeos: Alemania, Bélgica, Eslovaquia, España, Francia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rusia y Serbia, último país incorporado al estudio. A lo largo de todo este tiempo, y acorde al crecimiento y desarrollo del mercado del que es experto, Cetelem ha ido incrementando el número de países estudiados. La edición española de El Observador Cetelem comenzó en el año 1997 y surge como herramienta de referencia para conocer las nuevas tendencias de comportamiento de los consumidores en España y en Europa. Además supone un interesante resumen de las tendencias sociológicas y hábitos de consumo.

El estudio, busca determinar el estado de ánimo de los europeos y su actitud ante el consumo, analiza en estos trece países de Europa las diferencias y similitudes entre ellos y las previsiones de compra del consumidor para cada sector.

Los españoles, a pesar de todo optimistas

A la hora de valorar el panorama político, económico y social en España, a diferencia de lo que viene sucediendo en los últimos años, el estado de ánimo se ha debilitado con respecto a 2007. Además, a finales del año pasado el consumidor español en un entorno de ralentización del mercado inmobiliario y con turbulencias en el sector financiero, pasó de tener una confianza en el futuro de 5,5 puntos en 2007 a 5,3 para 2008. Aún así se encuentra por encima de la media europea. No obstante, los españoles han moderado su consumo privado provocado principalmente, por la subida de los tipos de interés que han elevado el importe de la cuota de las hipotecas.

Respecto a 2008 y si se analizan las intenciones de compra según la tipología de productos, el 37% de los ciudadanos españoles destinará parte de su presupuesto familiar a viajes y a tiempo de ocio, aunque si bien es cierto, esto representa diez puntos menos que el año pasado. Asimismo, los muebles y electrodomésticos serán los productos que más se compren en 2008, el 22% y el 21% respectivamente de intención de compra. Sin embargo, en cuanto a la intención de adquirir una vivienda, disminuye con relación al año pasado cinco puntos y se sitúa en el 7%, un punto por encima de la media europea.

La fuerte subida de los precios de los productos básicos de la cesta de la compra, como el pan, la leche o la carne y por supuesto, la subida de las hipotecas, ha repercutido en la adquisición de bienes duraderos como la vivienda o los automóviles. Por eso, el 65% de los españoles encuestados optan por aumentar su consumo, lo que supone nueve puntos por debajo de las respuestas del año anterior. Y es que el 23% de los encuestados tiene la intención de aumentar su ahorro.

Europa, un poco más homogénea

Europa mira hacia 2008 con optimismo. La percepción que tienen los europeos con el futuro que les depara es buena con respecto a la media del año pasado. De hecho en esta ocasión, cuando se les pregunta a los ciudadanos por la situación actual de su país la nota media es de 4,9 frente al 4,7 del año anterior (escala 1 al 10). Cada vez se estrechan más las diferencias que existen entre Europa Occidental, Europa del Este y Rusia y es que en los últimos años, tal y como refleja El Observador Cetelem 2008, estos países tienden a converger.

Ocho de los trece países se sitúan por encima de la media europea en cuanto a su visión optimista de 2008, con una nota que progresa para todos. Pese a lo que muchos podrían creer, los europeos se muestran optimistas ante el año 2008 que acaba de comenzar. Su percepción es buena y le otorgan una nota media de 5,1 puntos. Una vez más, los belgas, que viven una nueva situación política, se sitúan en primera posición.

En este ranking, sobresale la escalada de posiciones de Francia, que se coloca como el segundo país más optimista acerca de 2008 (5,8 puntos). El cambio político ha animado a los franceses a confiar en su presidente y a que Francia recupere su protagonismo en la Unión Europea y sea uno de los motores que impulse la política internacional  y económica de la UE.

Y por supuesto, el buen avance económico y la posibilidad de inversiones extranjeras en países como Rusia y Eslovaquia, hacen que miren con esperanza el año 2008 y confíen en que la situación sea, si no mejor, al menos igual que durante 2007. De esta manera se sitúan en el pelotón de cabeza del optimismo.

Por contra, hay tres países que rebajan su confianza con respecto al año pasado, aunque aún así se muestren positivos. Son Reino Unido (5,4 puntos frente a los 5,5 de 2007), España (5,3 puntos frente a los 5,5 del año anterior) y la República Checa (5,1 frente a los 5,2 de 2007). Se produce un descenso en el nivel de entusiasmo provocado por el endeudamiento de las familias, pero se mantienen optimistas por encima de la media europea.

... y prudente para 2008

Pero este optimismo respecto a la confianza en el futuro se muestra moderado en las intenciones de compra. El giro económico que tomaron los mercados y la economía internacional durante el final del año 2007 ha provocado que los consumidores recurran a la prudencia. De hecho, Bélgica, Francia y Reino Unido muestran las intenciones de ahorro más elevadas de Europa y las de consumo más débiles para 2008. Esto se debe a que en el Reino Unido, que cuenta con la mayor tasa de ahorro de Europa (46%), se ha producido una ralentización del sector inmobiliario y los hogares están endeudados por lo que se tiende a la reconstitución de su ahorro. En el caso de Francia, aunque las intenciones de ahorro (33%) han disminuido con respecto al año pasado en ocho puntos, son conscientes de que el crecimiento económico será bajo en 2008.

Sin embargo, Alemania e Italia recuperan su voluntad de aumentar gastos. Los datos de Alemania son muy llamativos, puesto que el año pasado mostraba un saldo negativo en su saldo consumo/ahorro y ahora es positivo (+52%), una cifra tradicionalmente más latina que germánica. Pese a la subida del IVA, los alemanes se mantienen optimistas gracias a su éxito en la economía y la subida de los salarios.

Por su parte, para los checos, eslovacos y rusos el consumo se convierte en necesidad. En casos como el de los húngaros y los serbios nada tiene que ver con su bajo estado de ánimo, ya que presentan unas puntuaciones superiores al 80% en intención de compra. Y en algunos casos, como el de Portugal el pesimismo se piensa combatir, tal vez, con el consumo.

Para más información:
Sentido Común Comunicación
Bárbara González/ Francisco Ortiz
Tf. 91 577 33 03
barbara@sentidocomuncomunicacion.com
fortiz@sentidocomuncomunicacion.com

Cetelem, su banco de crédito especialista en préstamos personales, le ofrece la mejor solución económica para sus necesidades. Financiar sus proyectos con nuestros préstamos online es muy rápido y sencillo, sólo tiene que realizar su solicitud de préstamo a través de nuestra web para conseguir cualquiera de nuestros créditos. Sin desplazarse de su casa y sin cambiar de banco podrá cumplir sus sueños con los préstamos Cetelem. Un préstamo fácil de solicitar.

Una compañía de BNP PARIBAS