El arte, tan lejos y tan cerca

Web del Museo del Prado

Son tiempos extraños, de distancia y virtualidad. Vivimos más que nunca en un mundo digital, que nos propone la proximidad de la distancia. Y tal vez no sea la mejor de las circunstancias, pero al menos es una manera de no rendirse, de no ceder, de no renunciar. Por ejemplo, al arte y a la cultura, que podemos seguir disfrutando en estos días gracias a la cuantiosa y atractiva oferta de los museos en la red. Bien pensado puede ser incluso una oportunidad única de ver obras de arte que de otro modo quizás nunca hubiéramos tenido la curiosidad de “visitar”. Veamos algunos de los casos más atractivos.

Y ya puestos aprovechemos la nueva coyuntura tecnológica, que nos permitirá no solo las mencionadas visitas virtuales, sino las más de las veces itinerarios comentados y explicados por expertos en historia del arte, que nos permitirán mejorar, aun si cabe, la experiencia.

Listado de museos con visitas online

Empecemos por el Museo español de referencia, y una de las mayores y mejores pinacotecas del mundo, el Museo del Prado de Madrid, que muchos han visitado, pero que resulta casi inabarcable. Tal vez ahora tengamos la oportunidad de visitar esas colecciones que nos quedaron pendientes o, por qué no, volver a disfrutar de Las Meninas o de las obras maestras de Goya. Imposible cansarse de mirarlas. Podría uno pasarse varias vidas en el centro, virtual o presencialmente, si se propone admirar las más de 16.000 piezas de las que se compone la colección del museo. Además de los tours virtuales, con motivo del 200 aniversario del museo, un experto explica cada día una obra de la colección en el perfil oficial del Prado en Instagram.

Una elección lógica, iniciar el recorrido por el Prado, pero más difícil se hace seleccionar entre los centenares de grandes museos del mundo que albergan obras maestras cumbre de todas las disciplinas y movimientos artísticos. ¿Cuáles destacar de entre el resto? Quede claro, entonces, que es esta nuestra opción, pero que las posibilidades tienden al infinito. Y una de ellas no está muy lejos de la primera: el museo Thyssen Bornemisza. Otro de los grandes atractivos culturales cuando se visita la capital de España, pero que gracias a su importante apuesta por las nuevas tecnologías puede admirarse desde cualquier rincón del planeta. Unas visitas multimedia que permiten sumergirse en las mejores colecciones del centro tanto a través de los teléfonos móviles como con las gafas de realidad virtual. El propio museo ofrece la compra de gafas virtuales en la tienda online, ya que no todos disponemos de esta tecnología en casa.

Nos desplazamos hacia el norte para visitar el museo Guggenheim de Bilbao, que injustamente muchos consideran más relevante por el edificio de Frank Gehry, que por las colecciones que alberga. Y no es que la construcción no sea impresionante, pues no cabe duda de que lo es, pero tal vez sea un buen momento para recorrer sus salas y conocer sus colecciones. Y podemos hacerlo gracias a Google Arts & Culture, un sitio web cuyas herramientas permiten ver las obras de arte con una precisión difícil de imaginar a distancia, y donde también se proponen recorridos virtuales por las galerías en las que se encuentra. El Guggenheim de Bilbao es uno de ellos. Impresionante. Pero vale mucho la pena visitar con este sistema algunos templos del arte como el Moma de Nueva York, el Museo Van Gogh en Amsterdam o el Tate Britain en Londres, entre otros muchos.

El Louvre es para muchos algo así como la meca museística. Visitar París sin hacer esa escala parece una visita incompleta. ¡Hay que ver la Mona Lisa! Eso sí, hay que armarse de paciencia, pues las colas suelen durar horas. La web del museo ofrece varios tours online bien definidos y para los que no hay que hacer cola. Son de lo más variados y van desde las antigüedades egipcias a una propuesta titulada Mitos fundadores: de Hércules a Darth Vader.

No queremos olvidarnos del imponente Hermitage de San Petersburgo, aunque las ausencias serán tan obvias como inevitables al finalizar este repaso. Pero es que se trata tal vez del museo más completo del mundo en lo que se refiere a la antigüedad. Grecia y Roma descansan en las salas de sus seis edificios. Y ahora podemos visitarlas desde casa, cómodamente sentados en nuestro sofá, si accedemos a la web del centro que permite recorrer sus pasillos y sus salas repletas de arte ofreciendo imágenes de alta definición y en 360º. Es realmente impresionante.

Y para acabar este recorrido museístico virtual a través del planeta, hemos decidido volver a España, para acabar el tour más cerquita de casa y descansar cómodamente mientras asimilamos el más que probable síndrome de Stendhal, que padeceremos si hemos cumplido con todas las etapas propuestas. Visitemos para acabar el Teatro-Museo Dalí de Figueras, que se debate entre la genialidad y la extravagancia. Su web les ofrece una completa visita virtual que vale mucho la pena.

En suma, los mejores museos del mundo a un clic. La mejor manera de quedarte en casa con arte.