Microeconomía y Macroeconomía

La economía es una ciencia que se divide en diversas ramas y sus dos principales son: la microeconomía y la macroeconomía.

Ambos términos surgieron del premio Nobel de Economía en 1969, Ragnar Frisch, y aunque una sin la otra no tendría razón de ser, además la evolución de una afecta directamente en la otra, los estudios que desarrollan y sus enfoques, son completamente diferentes.

A continuación vamos a explicarte todo lo que necesitas saber en relación a estas dos variables para que sepas exactamente en qué consisten.

¿Qué es la Microeconomía?

La microeconomía es la rama que estudia el comportamiento de la economía a nivel más individualizado, es decir, centrándose en los individuos, las familias o las empresas en concreto. Analizando cuál es el comportamiento que desarrollan, la microeconomía puede predecir cuál va a ser el que llevarán a cabo los consumidores y los proveedores.

Esta variable suele aplicarse a la economía laboral, la regulación económica, la economía del desarrollo, de la educación o la urbana y, además, uno de los factores que estudia es la oferta y la demanda, así como los índices de precios.

Por ejemplo, imaginemos que en España se ha producido una subida del IVA y se quiere saber qué repercusiones puede tener en un sector en específico. Así pues, se le encarga a un microeconomista analizar cómo va afectar eso a la venta de entradas para el teatro, si tendrá consecuencias en los hábitos de ocio de los individuos y cuál va a ser la afectación para una empresa, en concreto, que gestiona un teatro determinado.

¿Qué es la Macroeconomía?

Por el contrario, la macroeconomía es la rama de la economía que se centra en el análisis del comportamiento en un sentido mucho más amplio. Es decir, estudiando las variables de los diferentes países, las decisiones que toman sus gobiernos y el funcionamiento de las diferentes industrias que los engloban para poder adquirir así una visión global de la situación del país. Por lo tanto, la macroeconomía es la que estudia los agregados como la inflación, el crecimiento económico, el desempleo…

Siguiendo el ejemplo anterior, un macroeconomista decide analizar la industria del teatro en todo su conjunto y la evolución que ha sufrido, en un país en concreto y durante un periodo de tiempo establecido.

¿Qué relación hay entre ellas?

Como hemos dicho, aunque sus análisis y enfoques son completamente diferentes, la evolución de una afecta directamente en la otra.

Cualquier unidad o individuo, puede ser analizado por ambas variables, ya que el resultado de una predecirá el comportamiento de la otra. Por ejemplo, el comportamiento de una empresa puede repercutir en la economía de un país tanto a nivel macroeconómico como a nivel microeconómico. La única diferencia es que el enfoque que se llevaría a cabo para realizar el análisis sería diferente.

La macroeconomía suele utilizar los principios de la microeconomía para poder explicar el comportamiento de sus agregados y, la microeconomía, puede analizar cómo los cambios macroeconómicos tienen efectos en el comportamiento de las economías individuales.