¿Qué son las empresas Fintech?

¿Qué son las empresas Fintech?

Hace ya bastante tiempo que el término Fintech viene formando parte del día a día del mundo de las finanzas.

El significado de la palabra Fintech, viene dado por la conjunción de dos palabras: finanzas y tecnología. Esto quiere decir que, las empresas Fintech, son aquellas que saben conjugar a la perfección las últimas tecnologías existentes con todo lo relacionado con el mundo de las finanzas, creando así productos financieros totalmente innovadores y facilitando que el cliente pueda llevar a cabo todas sus gestiones financieras de un modo mucho más rápido, cómodo, económico, seguro y fiable.

Pese a que, Fintech, es un término relativamente nuevo es, sin lugar a dudas, un sector que está creciendo a pasos agigantados y haciéndose, cada vez más, mucho más visible e imprescindible para nuestra sociedad.

Desde luego, poder resolver todas las cuestiones financieras de forma online, sin tener que hacer colas, trámites interminables y pagar costes desorbitados, ha supuesto una revolución que los clientes valoran con agrado.

Las empresas Fintech, ¿son bancos?

Aunque los bancos, últimamente, están empezando a adherirse al sistema Fintech para no quedar obsoletos y poder seguir cubriendo todas las necesidades de sus clientes, una empresa Fintech no tiene por qué ser una entidad bancaria.

Este sector engloba a todas aquellas empresas que son expertas en el sector financiero, como la inversión, la banca móvil, los métodos de pago, el crowlending, el crowfunding, inmobiliaria, préstamos personales…

Una gran mayoría de las empresas Fintech suelen ser startups que saben aprovechar las tecnologías existentes y novedosas para poder crear todo tipo de productos financieros y así, conseguir cubrir todas las necesidades de los consumidores y poder estar más en sintonía con ellos.

Características

  • Nuevos productos: como hemos comentado, la razón de ser de las empresas Fintech es conjugar la tecnología con los productos financieros. Por ello, una de sus principales características es la de ofrecer al consumidor los mejores y más novedosos productos financieros y que éstos estén respaldados por la tecnología.
  • Cercanía: otra característica muy valorada es que, a través de las empresas Fintech, se consigue dar un trato mucho más personalizado, concreto, detallado y rápido a todos los clientes sin excepción.
  • Costes: utilizando el sistema Fintech, los costes de las operaciones que se llevan a cabo se consiguen reducir considerablemente, facilitando así que se lleven a cabo más operaciones de un modo mucho más económico que de la forma tradicional.
  • Transparencia: otra característica fundamental a destacar es que, a través del Fintech, se consigue una transparencia total en cuanto a la oferta financiera disponible. Los clientes están informados, en todo momento, de todo lo que necesitan saber para que puedan tomar todas sus decisiones conscientemente.
  • Smatphone: por último, es imprescindible mencionar la facilidad y disponibilidad que ofrecen las empresas Fintech, ya que proporcionan a los clientes la posibilidad de llevar a cabo todas las gestiones que requieran a través de sus teléfonos móviles.

El Fintech en España

El sector Fintech está tomando presencia a nivel mundial y, como no podía ser menos, en España también se está abriendo paso de una forma muy rápida.

Son muchas ya las empresas españolas que se dedican a ello, más de 200 en la actualidad, y cada una de ellas dedicada a ofrecer los servicios específicos que necesitan resolver los clientes. En España existe la Asociación Fintech España, que reúne a las empresas más importantes dedicadas a este sector, aunque muchas otras no forman parte de esta asociación. Algunos ejemplos de estas empresas son, por ejemplo, Deudae, que permite al cliente cobrar y pagar facturas, Kantox, que se dedica al cambio de divisas, Mash, que ofrece préstamos personales, Oracle, Caser, Arboribus, Loanbook, Comunitae…