Préstamos para jubilados y pensionistas

Hoy en día casi cualquier persona puede solicitar un préstamo, una hipoteca o una solución de financiación para poder así cubrir sus necesidades económicas. Ser jubilado o pensionista no es ningún inconveniente para ello, únicamente, la entidad bancaria valorará condiciones como la edad del solicitante o los riesgos de salud a la hora de llevar a cabo el estudio de viabilidad y la concesión.

¿Sabes qué necesitas para poder solicitar un préstamo para jubilados y pensionistas? Pues sigue leyendo, ¡nosotros te lo contamos!

¿Se puede solicitar un préstamo online si estoy jubilado?

Cuando nos encontramos en la situación de ser jubilado o estar cobrando una pensión por diferentes motivos, la primera pregunta que nos hacemos es ¿puedo pedir un préstamo personal online en mi situación?

Y, como hemos dicho, la respuesta es sí. Eso sí, es posible que la entidad a la que se lo solicitemos nos pida alguna documentación suplementaria y garantías para poder asegurar que la devolución del capital se llevará a cabo según lo previsto.

¿Cuál es la edad máxima para solicitar un préstamo personal?

La edad es uno de los factores que más se analizan antes de conceder un préstamo, y es que es uno de los principales riesgos que se deben tener en cuenta. A más edad se calcula que los riesgos de impago aumentan, aunque, en contrapartida, muchas entidades consideran que una pensión es un ingreso mucho más fiable que cualquier tipo de nómina.

Pese a que la edad máxima en la que se puede conceder un préstamo online para jubilados suele tener un tope de 75 años para el momento en el que venza el plazo de devolución, algunas entidades están empezando a alargarlo. Si esto es así, se requieren ciertas garantías extras como, por ejemplo, que el cliente adquiera un seguro de vida que cubra el capital pendiente íntegramente en caso de fallecimiento o que se presenten avalistas que puedan llegar a hacerse cargo de la deuda si fuese necesario.

¿Qué documentación necesitaré presentar para pedir un crédito?

Consultado un simulador de préstamos podremos comparar y escoger el tipo de préstamo que mejor se adapte a las necesidades de cada uno; el plazo máximo de amortización, las formas de pago, los intereses… Una vez tomada la decisión, si somos jubilados o pensionistas, la documentación que debemos presentar será la siguiente:

  • DNI o NIE en vigor: para poder solicitar un préstamo es necesario tener la residencia española, por lo tanto, se debe presentar cualquier identificación otorgada por el país. Quedan excluidos aquellos solicitantes que no dispongan de ella, por lo que el pasaporte no es una opción.

  • Mayoría de edad: no sólo para solicitar un préstamo, también hay que acreditar mayoría de edad para ser avalista (18 años en España).

  • Fuente de ingresos: al igual que el resto de clientes, el solicitante deberá justificar documentalmente que tiene una fuente de ingresos recurrentes, en este caso, una pensión.

  • Justificantes: otro de los requisitos es que se presenten los justificantes necesarios de aquellos motivos que han llevado a solicitar el préstamo; reformas, compras…

  • Seguro de vida: como hemos dicho, este es uno de los requisitos que, muy posiblemente, la entidad solicitará al jubilado para poder concederle el préstamo. La cantidad a asegurar será el importe íntegro a devolver y el beneficiario, el propio banco.

    • En Cetelem podemos ayudarte con el Seguro Vital Mas para mayores de 50 años. Ponte en contacto con nosotros y nuestros asesores te informarán de todo lo que necesites saber.

  • Avalistas: los avalistas son de obligada contratación si el vencimiento del préstamo solicitado supera los 75 años. Así, el riesgo para la entidad disminuye, ya que, si por cualquier motivo el titular no puede seguir haciendo frente a las deudas, sus avalistas podrán asumirlas.