¿Cómo calcular el salario bruto de mi nuevo trabajo?

¿Cómo calcular el salario bruto de mi nuevo trabajo?

Cada vez que cambiamos de trabajo, que vemos publicada una oferta o que nos preguntas cuáles son nuestras aspiraciones económicas en cuanto a nuestra valía, la cifra que nos dan o que nos piden suele ser el salario bruto.

Qué es el salario bruto? La definición clave para saber de qué me hablan

Seguro que a lo largo de nuestra vida hemos oído hablar de dos tipos de salario y nunca nos ha quedado demasiado claro qué quiere significar cada uno de ellos. Tanto el bruto como el neto son dos formas que tienen las empresas de decirnos cuánto ganaremos a lo largo de un mes o año y, por ello, debemos tener muy claros los términos.

El salario bruto es, entonces, aquel sueldo que percibimos por un trabajo, en forma de nómina y dinero, sin descontarle las obligaciones que tiene cualquier trabajador con Hacienda y la Seguridad Social.

Es decir, que el salario bruto siempre será más voluminoso del dinero del que vamos a disponer en realidad y corresponde a la suma de todas las cantidades a las que tiene derecho un trabajador por prestar sus servicios (sueldo base + pluses + pagas + …) pero sin restarle ninguno de los impuestos que, como empleado y persona física tienes deber a pagar.

Pero, aunque creas que el salario bruto no sirve para nada, porque en realidad lo que de verdad vas a cobrar y del que vas a disponer para gastar en tu día a día es el neto, estás muy equivocado. El salario bruto sirve para muchas más cosas de la que te piensas:

  • Es importante para determinar qué base de cotización se está descontando de la nómina para determinar cómo serán las prestaciones que recibirás de la Seguridad Social como bajas por enfermedad, maternidad y paternidad, la jubilación, la pensión de viudedad y las prestaciones por desempleo.
  • El IRPF también sale del salario bruto y es con el que cumples con Hacienda para ayudar a sostener la sociedad. Por eso, cuanto más te retengan, seguramente que la declaración de la renta te salga a devolver.
  • Y por último, si tienen que indemnizarte por despido, van a tener en cuenta el salario bruto que percibes.

¿Cómo calcularemos el salario bruto anual y mensual?

Hay tres partes que debes tener en cuenta a la hora de saber cómo calcular tú mismo el salario bruto mensual y anual, teniendo delante cualquiera de tus nóminas:

  • Los devengos. Este concepto se refiere al dinero que la empresa abona por ti para cubrir estas partes: el salario base, los complementos salariales, la parte proporcional de las correspondientes pagas (si estuvieran prorrateadas) y más ayudas, como las correspondientes a si tienes hijos, entre otras. Y para calcularlo, solo tienes que sumar las cifras.
  • La base de cotización. Además de a lo anteriormente mencionado, hay que sumarle la parte de la nómina que suele venir señalada como ‘base de cotización’ y del que se excluirán el dinero que hayas percibido por las prestaciones de la Seguridad Social, las dietas, las horas extraordinarias y las indemnizaciones.
  • Suma y multiplica. Haz el sumatorio de las cantidades antes mencionadas para obtener el salario bruto mensual y multiplica por el número de pagas que tengas para obtener el bruto anual. Recuerda que si tienes las pagas prorrateadas multiplicarás por el número de meses del año, 12, o si tienes alguna extraordinaria será por 14, 15 o las que hayas acordado en el contrato.

Sí, el salario bruto es tan importante como el salario neto y por ello deberíamos tener claro cómo calcularlo para saber qué dinero nos corresponde en situaciones como desempleo, baja temporal o para hacer la declaración de la renta y no pagar de más, ni que te devuelvan menos de lo que te corresponde.