¿Sabes qué es un accidente in itinere?

Aunque existen medidas preventivas de riesgos laborales, los trabajadores no estamos exentos de sufrir algún imprevisto en el trabajo. Si sucede cualquier incidente mientras estamos en nuestro horario laboral, sabemos que estamos cubiertos, pero ¿qué pasa si ocurre cuando vamos o venimos del trabajo?

En este caso estaríamos hablando de los denominados accidentes in itinere. ¿Sabes en qué consisten, cuáles son los criterios que se deben cumplir…?

En Cetelem queremos facilitarte toda la información de tu interés, así que sigue leyendo y te lo explicamos todo.  ¡Adelante!

Accidente in itinere, accidente de trabajo

In itinere significa “en el camino”, por lo tanto, podemos deducir que accidente in itinere se refiere a cualquier imprevisto que un trabajador pueda sufrir durante el desplazamiento de su casa al trabajo o al revés.

Pese a que nuestra jornada laboral haya concluido, los desplazamientos previos o posteriores también se tienen en cuenta, ya que para llegar al trabajo debemos realizar un recorrido y, a la vuelta, lo mismo.

Las similitudes que existen con un accidente sufrido en el lugar de trabajo son muy similares, aunque deben darse unas circunstancias que cumplan con los requisitos establecidos.

Requisitos y circunstancias

Para que se considere que es un accidente in itinere, deben tenerse en cuenta unos requisitos fundamentales, donde las circunstancias concurrentes son determinantes.

En primer lugar, se consideran que son aquellos accidentes que suceden en los horarios de entrada y salida y que, además, se han producido cuando el empleado ha seguido el camino más corto y directo hacia su trabajo o hacia su casa.

Las circunstancias en las que se producen son claves, ya que siempre se tienen en cuenta aquellas en las que ya se había emprendido el camino hacia el lugar de trabajo o la vuelta a casa.

Ahora bien, nuestro día a día, nuestra rutina, y el ritmo de vida, puede hacer que modifiquemos nuestras rutas para aprovechar los desplazamientos o, por ejemplo, para adelantar recados. Por lo tanto, no estaríamos cumpliendo los requisitos de un accidente in itinere y, por ello, es muy recomendable contar con un buen seguro de accidentes que nos cubra cualquier tipo de imprevisto. En Cetelem ofrecemos a nuestros clientes el Seguro Protección Extra de Accidentes, con unas amplias coberturas para el asegurado y para sus familiares en caso de accidente.

Ejemplos de accidentes in itinere

Si una persona se cae por las escaleras al salir de su domicilio en dirección a su empresa, es considerado como accidente in itinere. ¿Por qué? Pues porque se considera que ya había emprendido su desplazamiento para cumplir con sus obligaciones laborales.

Ahora bien, imaginemos que esa noche hayamos estado durmiendo en casa de nuestra pareja, nuestros padres, suegros o amigos. Por la mañana, al dirigirnos a nuestra empresa, sufrimos una caída en el pasillo. En este caso, no se consideraría un accidente in itinere, puesto que no estábamos partiendo de nuestro propio domicilio. Aunque si el accidente sucede en nuestra segunda residencia, estaría valorado como tal.

Si el accidente se produce, por ejemplo, yendo en coche, también se tienen en cuenta diversos criterios. En primer lugar, si el trayecto que hemos llevado a cabo es el directo, es decir, si no se ha hecho ningún tipo de desvío para hacer compras, recoger a los niños en la escuela, ir a visitar a alguien… En el caso de haber hecho el desvío por una razón de carácter laboral, entonces sí sería un accidente de trabajo.

En la salida para comer o las fiestas de navidad también se consideraría accidente in itinere.

¿Cómo actuar?

El procedimiento para seguir tras sufrir un accidente in itinere es el mismo que llevaríamos a cabo si nos encontráramos en el trabajo.

Lo primero que hay que hacer es avisar a la empresa, para que ésta nos derive a la mutua correspondiente y poder recibir la asistencia sanitaria correspondiente.

Ahora bien, para poder demostrar que ha sucedido en nuestro trayecto de casa al trabajo, o al revés, necesitaremos el parte de la fuerza de seguridad que nos asista y, así, tener más elementos para poder reclamar a la empresa.