7 consejos para que cada día, puedas ahorrar

7 consejos para que cada día, puedas ahorrar

Son muchos los factores que impiden que la mayoría de las familias españolas puedan ahorrar dinero, aunque sea una pequeña cantidad, a final de mes

El ritmo y el estilo de vida que llevamos, los bajos salarios, el alto precio de los productos, los alquileres… y, también, nuestra propia falta de organización para el ahorro. En definitiva, vivimos sumergidos en un sinfín de gastos que nos impiden poder ahorrar algo de dinero así que, en este artículo, vamos a darte 7 consejos para que puedas conseguir ahorrar cada día un poquito y así, cuando lo necesites, puedas tener un pequeño rincón para lo que quieras.

Ingresos vs Gastos

Lo primero que debes hacer es ser consciente de cuánto ganas y los gastos fijos mensuales a los que debes hacer frente.

Lógicamente, si tu sueldo es de 1000 euros y tus gastos fijos mensuales son de 800, no puedes pretender ahorrar 300 euros cada mes, así que debes marcarte unos objetivos de ahorro que sean accesibles y completamente acordes con la realidad y que, a la vez, te permitan vivir sin agobios. Si eres consciente de tu capacidad de ahorro, podrás conseguirlo, así que no te desesperes, pero no olvides ser constante.

Gastos de agua, luz, internet…

Otro punto muy importante es empezar a hacer un buen uso de los suministros que tenemos en nuestro hogar.

Controlar el consumo de agua, por ejemplo, evitando desperdiciarla sin necesidad disminuirá el coste final de la factura. Informarte de las diferentes tarifas que ofrece tu compañía de la luz, también es imprescindible. Ofrecen diferentes posibilidades de franjas horarias que deberás aprovechar para poner en funcionamiento los electrodomésticos que más consumen, como la lavadora, la secadora, el lavavajillas… Recuerda que tener el termostato de la calefacción a una temperatura estable, mantendrá tu hogar caliente y podrás llegar a ahorrar hasta un 10% en tu factura.

Tarifa de móvil e internet

Revisa tu tarifa de móvil e internet y quédate con lo que realmente necesitas.

Habla con tu operador móvil y estudia la tarifa que mejor se adapte a ti. No pagues de más por servicios que no necesitas o que jamás has hecho servir.

Rebajas

Aprovéchate de las rebajas.

Hoy en día se ofrecen rebajas o descuentos en todos los sectores: ropa, restaurantes, alimentación… Si compras la ropa que necesites para la próxima temporada cuando es época de rebajas, sin duda conseguirás ahorrar mucho más de lo que te imaginas. Además, para ahorrar día a día no debes renunciar a ir a los restaurantes que más te gusten. Sólo debes acostumbrarte a buscar los descuentos o promociones que ofrezcan y aprovecharlos siempre que puedas.

Cenar en casa vs cenar fuera

Aunque a todos nos gusta cenar en restaurantes, no hay que olvidar que cenar en casa es una muy buena opción.

Aprovéchate de las distintas promociones que hacen los supermercados para conseguir productos de la misma calidad, pero a precios mucho más económicos. Para ahorrar día a día, incluso un poquito más, puedes optar por comprar las marcas blancas de los productos que hagas servir.

Para esas ocasiones especiales que no puedes evitar (cumpleaños, aniversarios…), Cetelem pone a tu disposición una tarjeta de crédito. La solicitud es totalmente online.

Ocio barato

Las actividades de ocio no tienen por qué costar dinero.

Existen muchísimas actividades de ocio, divertidas y entretenidas, que te encantará poder hacer y que, además, supondrán un gasto cero al final del día. Montaña, playa, excursiones, celebraciones en el barrio, teatro al aire libre, espectáculos, ferias, exposiciones… Si eres padre, descubrirás que hay un sinfín de actividades gratuitas de las que podréis disfrutar en familia, os mantendrán entretenidos durante horas y volveréis a casa con la misma cantidad de dinero con la que os habéis marchado. Sólo debes saber buscar cuáles son, dónde se hacen y cuándo, en tu propio ayuntamiento o buscando por internet.

No gastarse los ahorros

Cuando cumplas tus objetivos, no te gastes todo lo que has conseguido ahorrar de una vez.

Intenta dejar una pequeña cantidad por si surge algún imprevisto. Ya sabes lo que cuesta ahorrar dinero, así que gástalo con moderación.

Si llegado el caso, tienes que hacer frente a un gasto elevado, otra opción sería pedir un préstamo y así tus ahorros no se resentirán y podrás pagarlo mes a mes.

Sabemos que es duro pero con estos consejos, conseguirás ahorrar día a día.