La jubilación. Útiles consejos antes de solicitarla

Son muchas las cuestiones acerca de la jubilación. Cuando quedan pocos años para que llegue, la mayoría de personas empiezan a hacerse preguntas  sobre ella; ¿cuándo puedo jubilarme? , ¿qué tipo de jubilación me corresponde?, ¿cómo debo solicitarla?, ¿cuánto cobraré?…

Planificar nuestra jubilación requiere paciencia y, sobre todo, organización. Por ello, desde Cetelem, queremos darte una serie de consejos para que, llegado el momento, puedas disfrutar al máximo. Así que, ¡adelante!

¿Qué es la jubilación?

Lo primero que debes saber es que la jubilación es ese momento de la vida en el que una persona activa laboralmente, pasa a la inactividad. Es decir, que deja de trabajar.

Para ello, se requieren cumplir uno de los 3 requisitos indispensables: haber alcanzado la edad máxima, sufrir una incapacidad reconocida o bien, tener los años de cotización mínimos y solicitar la jubilación anticipada.

Es entonces cuando se empieza a percibir una prestación monetaria, que irá en función de la legislación marcada para cada situación.

¿A qué edad se puede solicitar?

A continuación, vamos a hablar de los casos de jubilación ordinaria, sin tener en cuenta el resto de las posibilidades que hemos comentado anteriormente, que funcionan bajo otros preceptos.

En el año 2013 se llevó a cabo una reforma de la ley que regula todos los aspectos referentes a la jubilación normal. Actualmente, y hasta el año 2027, el sistema público de pensiones está en proceso de transición, lo que provoca algunas dudas en los trabajadores en general.

Por edad

Hasta que se llevó a cabo la reforma, la edad de jubilación eran los 65 años. Con los nuevos cambios, se ha alargado en 2 años más, es decir, hasta los 67, pero sólo a partir del año 2027. Hasta entonces, como hemos dicho, se está haciendo una transición. Por ejemplo, todas aquellas personas que tuvieran que jubilarse durante el año 2019, deberán tener 65 años y ocho meses para poder cobrar el 100% de la pensión. Y, en el 2020, eran 65 y diez meses, en 2021 66... Y así, progresivamente, irá aumentando hasta llegar al 2027 y los 67.

Por cotización

Sea como sea, cualquier persona podrá jubilarse a los 65 años si cumple con una serie de requisitos previos, incluso en este periodo de transición y cuando ya esté implantada definitivamente la reforma. Y podrá hacerlo en función de sus años cotizados. Por ejemplo, en el año 2019, si una persona se quiere jubilar con 65 años justos, deberá tener cotizados, por lo menos, 36 años y 9 meses. En 2020, 37 años, en 2021, 37 y tres meses… y así, aumentando poco a poco, hasta el 2027, momento en el que el requisito mínimo de cotización para la jubilación a los 65 años será de, por lo menos, 38 años y 6 meses.

Planificación

Para poder gozar de una buena vida como pensionista, es necesario ser previsor y organizar nuestra economía con tiempo.

La paga de la jubilación puede suponer una ayuda, pero sin lugar a duda es una cantidad más reducida de la que estamos acostumbrados a cobrar y, por lo tanto, es conveniente ser previsores.

Por ello, es fundamental ahorrar con tiempo y nunca es mala edad para empezar a hacerlo. Existen muchos tipos de planes de jubilación o seguros para mayores como el que ofrece Cetelem, que suponen una pequeña cantidad mensual de ahorro pero que, llegado el momento, pueden ser de gran utilidad en nuestra etapa de jubilados y sobre todo, nos aportan tranquilidad.

Además, los planes de pensiones son una excelente elección ya que, al realizar las aportaciones, nos podemos beneficiar de tratamientos fiscales mejores.

¡No lo dudes más y consulta con nuestros expertos! Ellos te asesorarán de cuáles son los mejores productos de ahorro para garantizarte una buena jubilación.