¿Por qué elegir un seguro médico privado?

La salud es lo único que tenemos, sin ella, todo lo demás se esfuma y nuestra vida pasa a estar llenar de limitaciones. Cuidarnos a nosotros mismos, y a nuestra familia, por tanto, debe ser nuestro principal objetivo. Porque una vida con salud, es una vida feliz.

Cada vez son más las personas que deciden invertir en su salud y, aunque en España contemos con una sanidad pública, se deciden por contratar seguros médicos privados.

¿Sabes por qué es recomendable? ¿Qué beneficios te aportará? ¿Cuál debes contratar; un seguro médico sin copago o con él?

Pues adelante, ¡sigue leyendo! Desde Cetelem queremos ayudarte a que tomes las mejores decisiones para tu salud.

Ventajas de los seguros médicos privados

Por todos es sabido que, en nuestro país, contamos con una sanidad pública. Pero, también sabemos, que, aunque cuenta con grandes profesionales, los tiempos de espera que debemos soportar para poder ser atendidos, pueden llegar a ser eternos, por ello, se vuelve casi imprescindible contar con un buen seguro médico privado.

Invertir en tu salud es invertir en tu vida, así que quizás a llegado el momento de plantearte, seriamente, buscar el seguro médico privado que más te convenga.

Las ventajas son muchísimas:

Rapidez

Una de las principales ventajas de las que podrás disfrutar es la rapidez con la que los centros médicos privados atienden a sus pacientes. Además, tendrás acceso a todos los especialistas que entren dentro de tu cobertura médica directamente, sin tener que visitar primero al médico de cabeza y esperar a que te deriven al que necesitas que te atienda.

Además, todas las pruebas que debas realizarte te las harán en el menor plazo de tiempo posible; resonancias, análisis, pruebas diagnósticas… y, los resultados, no tardan más de una semana en estar disponibles.

Las horas de espera en las salas de urgencias son más reducidas en los hospitales, así como las citas para las visitas, que se dan en cuestión de días o semanas, y no en meses o incluso años. Además, podrás adaptar tu visita médica al día y hora que más te convenga.

Con un buen seguro médico privado podrás poner solución a tu problema de salud en el menor tiempo posible. Para que puedas seguir disfrutando de tu vida sin ningún tipo de malestar.

La elección de tu médico

Otro gran beneficio es que podrás escoger cuál va a ser tu médico, así como en qué hospital quieres que te atiendan si lo necesitas, o dónde realizarte las pruebas que precises. Todo ello sin necesidad de pedir autorizaciones ni cambios de centros.

Es importante que sepas que, más del 50% de los médicos que trabajan en la sanidad pública, también ejercen en las mutuas privadas. Así que no pienses que tienen menos formación o experiencia, porque esa idea es totalmente equivocada.

Tú eliges por lo que quieres pagar

La elección de tu póliza irá en función de las coberturas que quieras tener. Además, podrás escoger la que más te convenga, que mejor se adapte a tus necesidades e, incluso, si quieres un seguro médico sin copago o con él. Nunca pagarás por servicios de más, ya que los habrás escogido tú mismo.

Debes saber, también, que los tratamientos médicos que recibirás serán totalmente novedosos y actualizados, así como que tendrás opciones de recibir otros complementarios y alternativos.

Cobertura internacional

Entre otros muchos beneficios, la cobertura internacional es otra que ofrecen los seguros médicos privados. Te permitirá tener cobertura médica en casi cualquier parte del mundo y, además, recibiendo la mejor atención entre un gran cuadro de profesionales médicos.

Tu salud y la de tu familia es el tesoro más preciado, por ello, en Cetelem te ofrecemos el seguro de Hospitalización Familiar, para que, en caso de que algo no vaya bien dispongas de la máxima comodidad y respaldo posible.