Normativa PSD2: todo lo que tienes que saber sobre la nueva forma de comprar online

normativa psd2

En los últimos años el comercio online estaba experimentando un aumento considerable y, tras la pandemia por la Covid-19, no cabe duda de que ha llegado hasta su momento más álgido, convirtiéndose en un sistema de compra-venta imprescindible, aceptado y utilizado por una gran parte de la sociedad. Pero, pese a ello, todavía existe una cierta reticencia o desconfianza por parte de los usuarios a llevar a cabo los pagos de forma online. Y, precisamente por ello, para poder aportar más seguridad a los clientes, y a los propios comercios, el 31 de Diciembre de 2020 entró en vigor la nueva normativa europea sobre servicios de pago PSD2 (Payment Service Directive 2)

A continuación, desde Cetelem, te explicamos en qué consiste y cuáles son sus principales requisitos. ¡Adelante, sigue leyendo!

¿Qué es la normativa PSD2?

La normativa PSD2 es una medida que ha tomado la Unión Europea, sobre los servicios de pago (transferencias, recibos domiciliados, pagos con tarjetas…) que busca mejorar la seguridad y privacidad de los usuarios que lleven a cabo sus operaciones de manera digital.

Desde el 1 de febrero del año 2021 es de obligado cumplimiento para todos los comercios online, ya que además de intentar proporcionar la máxima seguridad en todas las transacciones, fomenta la libre competencia.

¿Cuáles son sus características?

La normativa europea PSD2 no es, en realidad, una novedad. Y es que en el año 2007 ya surgió con la intención de impulsar el mercado único de pagos en toda la Unión Europea. En aquel entonces, sus objetivos eran:

  • Avanzar en el desarrollo de los pagos electrónicos en toda la Unión Europea.

  • Facilitar y agilizar los pagos entre los diferentes países de la UE.

  • Aumentar la competencia en los pagos electrónicos, dando paso a otras plataformas para poder dar a los usuarios opciones entre las que escoger y precios mucho más competitivos.

En 2013 se llevó a cabo una revisión para mejorar ciertos aspectos de su eficacia, así como hacer especial hincapié en tres aspectos imprescindibles:

  • Aumentar la seguridad en los pagos digitales.

  • Fomentar la creación de nuevos métodos de pago.

  • Facilitar el uso de las compras online.

En España fue aprobada en 2015, con la intención de que poco a poco, y de forma progresiva, fuera instaurándose en todos los comercios digitales de nuestro país hasta que, en febrero de 2021 se hizo de obligado cumplimiento.

¿Cuáles son las novedades de la PSD2?

La actual normativa PSD2 se ha visto reforzada en dos aspectos claves. Por un lado, la doble autentificación y, por otro, evitar posibles fraudes o falsificaciones.

Hasta febrero de 2021, cuando el usuario llevaba a cabo una compra por internet, la entidad a la que pertenecía la tarjeta utilizada solicitaba al cliente que introdujera ciertos datos de la propia tarjeta para poder confirmar el pago.

Con la entrada en vigor de la nueva normativa esto va mucho más allá. Y es que, además de tener que introducir dichos datos, también se requiere otro tipo de autentificación introduciendo una contraseña, clave de acceso o código PIN que solo el usuario conoce. Además de añadir el SMS recibido al teléfono móvil por la entidad y, en algunos casos, incluso el reconocimiento facial, la huella dactilar...

Por tanto, se requieren datos que únicamente el cliente conoce, puesto que son generados al momento y con verificación a través de la propia plataforma.

El uso de todos estos datos de autentificación garantiza una máxima seguridad en los usuarios. Aumentando su confianza hacia las compras online y, además, evitando posibles fraudes que se intenten llevar a cabo con el robo de las tarjetas.