Confirming: paga a tu proveedor en la fecha pactada

Confirming para proveedores

Para cualquier negocio es imprescindible tener clientes, así como también proveedores de confianza y calidad que proporcionen los servicios o productos que la empresa necesita para poder funcionar correctamente. 

Y, para poder mantener a los proveedores y no correr el riesgo de perderlos por no poder hacer frente inmediatamente a las facturas que éstos emiten, existen diferentes formas de financiación destinadas a las PYMES y a los autónomos. Una de las herramientas más interesantes y frecuentemente utilizada es el confirming.

A continuación, desde Cetelem os explicamos en detalle en qué consiste, qué tipos hay y cuáles son sus ventajas.

¿Qué es el confirming?

El confirming es un sistema de gestión de pagos a proveedores con el que estos pueden cobrar sus facturas antes de que llegue la fecha de vencimiento acordada con la empresa.

En el confirming intervienen 3 figuras:

  • La empresa emisora del confirming, que es quien contrata el servicio con la entidad financiera.

  • La entidad financiera, que es quien se encarga de gestionar los pagos.

  • Los proveedores, que son los beneficiarios.

El sistema es muy sencillo. En primer lugar, la empresa y el proveedor llegan a un acuerdo por el pago de unos servicios a raíz de los cuáles se genera una factura con una fecha de pago límite.

La empresa acude a la entidad financiera y notifica la existencia de esta factura y ésta última se encarga de contactar con el proveedor para ofrecerle la posibilidad de cobrar dicha factura antes de la fecha de vencimiento o bien esperar a que esta llegue. Si el proveedor escoge la primera opción, recibirá la cantidad acordada y deberá pagar una comisión y unos intereses, pero se garantizará el cobro de la factura.

Tipos de confirming

Existen diferentes tipos de confirming:

  • Confirming sin anticipo: el proveedor cobrará el importe al vencimiento.

  • Confirming con anticipo: el proveedor cobrará el importe de forma anticipada, es decir, antes de que llegue la fecha de vencimiento.

  • Confirming con financiación: la entidad financiera permite que la empresa pague después de la fecha de vencimiento de la factura, asumiendo más comisiones e intereses.

  • Confirming de inversión: la empresa abona el importe de la factura que la entidad ha adelantado al proveedor antes de la fecha de vencimiento. En cuyo caso reciben un descuento en cuanto a comisiones e intereses.

  • Confirming sin recurso: el proveedor no asume ningún riesgo en el caso de que la empresa no haga efectivo sus pagos con la entidad financiera

  • Confirming con recurso: no es el más habitual, pero en este caso el proveedor asume el riesgo de tener que hacer frente al importe cobrado con anterioridad si la empresa no cumple con los pagos acordados.

Ventajas del confirming

Las ventajas del confirming son muchas, tanto a la empresa como al proveedor, las más destacables son:

  • Facilita la mejora de las condiciones de negociación con los diferentes proveedores.

  • Proporciona una mayor liquidez.

  • Según la ley, este tipo de gastos financieros son deducibles en el impuesto de sociedades.

  • Proporciona una mayor seguridad financiera a los proveedores, lo que facilita que la cadena de suministro siga siendo efectiva y de calidad.

  • No influye en la CIRBE.