Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Todo lo que necesitas saber

que es el impuesto de transmisiones patrimoniales

El sistema tributario español se rige por una serie de impuestos que los ciudadanos deben abonar al Estado según el caso en particular en concreto.

Uno de ellos es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, del que hablaremos en más profundidad a lo largo de este post.

En Cetelem queremos que todos nuestros clientes estén completamente informados de todo aquello que puede afectarles en el ámbito económico. Así que, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales?

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, también llamado ITP, es un impuesto indirecto que se aplica en la compraventa de cualquier tipo de vivienda, vehículo o cuando se llevan a cabo ampliaciones de capital.

Es decir, es el impuesto que debe pagar el ciudadano, obligatoriamente tanto si es persona física como jurídica, a Hacienda cuando lleva a cabo una compraventa de bienes inmuebles o bienes muebles.

Tipos de impuestos de transmisiones patrimoniales

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados es, en realidad, un texto legislativo en el que engloban tres impuestos diferentes que explicamos a continuación.

Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO)

Se trata de un impuesto que aparece cuando se lleva a cabo un intercambio de patrimonio entre dos personas. Es decir, cuando se alquila un piso, se vende un coche o un inmueble…

Este impuesto tributa entre el 4% y el 10%, según la comunidad autónoma en la que se resida y las deducciones que se puedan aplicar en la gestión.

El plazo común para poder satisfacer el pago, desde el momento en el que se ha llevado a cabo la operación es de 30 días hábiles.

Operaciones Societarias (OS)

Las operaciones societarias, también recogidas en el texto legislativo del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, están relacionadas con la constitución, la fusión, el aumento o disminución del capital o la disolución de sociedades.

En este caso, el porcentaje aplicable al impuesto es del 1% y debe abonarse el día que se formalice el acto.

Actos Jurídicos Documentados (AJD)

Por último, debemos hablar de los Actos Jurídicos Documentados, que se dividen, a su vez, en 3 modalidades diferentes: los documentos notariales, los documentos mercantiles y los documentos administrativos.

Y son todos aquellos documentos legales que se formalizan dentro del territorio español o que, aunque se hagan en el extranjero, tengan efecto en España.

En estos casos, el porcentaje a pagar también depende de la comunidad autónoma en la que resida, aunque en general pueden oscilar entre el 0’5% y el 1’5% y, como en el caso de las operaciones societarias, debe abonarse el día en el que ocurra la formalización

¿Cómo se calcula el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales?

El cálculo del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales variará en función de la operación que se realice, la base imponible y el tipo aplicable en cada comunidad autónoma en la que se lleve a cabo.

Es importante saber que también es posible conseguir reducir hasta en un 2% la cantidad del pago del impuesto, pero solo en algunos casos en concreto y si se cumplen los siguientes requisitos;

  • Que el inmueble se venda entre los primeros 3 y 5 años desde la fecha de compra. Estos plazos pueden variar según la comunidad autónoma.
  • Que al realizar la escritura pública de compra se manifieste que el bien se incorpora al activo circulante de la actividad.
  • O que la posterior venta esté sujeta al propio ITP.