Invierte tu dinero sin preocupaciones

Un buen ahorrador no es sólo el que sabe planificar sus ingresos y sus gastos y, a final de mes, consigue guardar una cantidad de dinero que ir sumando a sus arcas. Sino que es aquel que, además de eso, es capaz de sacarle provecho a sus ahorros, invirtiendo con seguridad, y generando beneficios a su favor.

¿Sabes dónde invertir tu dinero sin riesgo y cómo hacerlo?

En Cetelem queremos ayudarte a invertir tu dinero sin preocupaciones así que, a continuación, te explicamos cómo hacerlo.

Sigue leyendo y ¡ahorra invirtiendo!

Tipos de inversión

Existen muchas formas de inversión al alcance de cualquier persona; se puede invertir dinero en bolsa, en plazos fijos, en fondos de inversión… pero antes de decidirnos por unos o por otros, es fundamental saber que, cada uno de ellos, tienen sus propios niveles de riesgo, plazos, intereses y activos.

Escoger entre unos y otros dependerá, básicamente, del riesgo que queramos asumir.

Invertir sin preocupaciones

Si lo que queremos es invertir nuestro dinero con la mayor seguridad posible, es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

Asesoramiento

Lo principal, ya que como inversores seguramente no somos expertos en la materia, es dejar que los especialistas de nuestro banco nos asesoren dónde invertir y cómo hacerlo. Ellos son los que conocen mejor el sector, saben cuáles son los riesgos que queremos asumir y los productos que hay disponibles y que mejor se adaptan a nuestras necesidades.

La gran parte de los bancos dispone de un equipo de expertos en diferentes materias que analizarán cada caso concreto y nos ofrecerán las opciones que más se ajusten a nuestras necesidades. Es fundamental que nuestro dinero esté bien protegido y genere rentabilidad.

Diversificación

Diversificar es la clave para invertir dinero sin riesgo de poder sufrir ningún contratiempo. Con la diversificación, los riesgos disminuyen y la seguridad aumenta.

Esto consiste, básicamente, en distribuir nuestros ahorros en diferentes tipos de inversiones, en vez de ponerlo todo en un mismo sitio.

Así, si una de nuestras inversiones consigue una rentabilidad mayor en el tiempo que tenemos fijado, podrá compensar la menor rentabilidad, si se diera el caso, de otra que tengamos también abierta.

A esto se le llama crear una cartera de inversión, en la que disponemos de varios activos con diferentes plazos, intereses y tipos.

Pero, cuando hablamos de diversificación, también debemos tener en cuenta la posibilidad de hacerlo a nivel geográfico o de divisas. No sólo de activos.

Periodicidad

Otro consejo para saber cómo y dónde invertir dinero sin riesgo, es hacerlo de forma periódica. Es decir, cuando contratamos un producto de inversión, no hacerlo con la cantidad total de nuestros ahorros, sino hacerlo con una parte y, poco más adelante, utilizar otra y, así, periódicamente.

Al hacer nuestras inversiones de forma escalonada en el tiempo, estamos optando a diferentes títulos, participaciones, acciones o divisas con diferentes costes y no siempre al mismo. Esto puede llevar a ser realmente interesante, ya que el precio medio al que las adquiramos puede ser menor que al hacerlo con todas a la vez.

Riesgos

Como hemos dicho, el riesgo que se quiera asumir dependerá de cada persona en particular. Pero, si lo que queremos es invertir dinero con seguridad, lo ideal sería hacerlo creando una cartera de inversión en la que los riesgos estuvieran controlados y no exista la posibilidad de perder el dinero invertido. Eso sí, los intereses serán menores, pero, a mayor beneficios mayor riesgo también.